En el cuarto de baño

Piense que, a efectos de ahorro de agua, una ducha es mejor que un baño. Tomar una ducha diaria de 5 minutos en vez de un baño permite ahorrar hasta 400 litros semanales y si, además, instala en su ducha un sistema de microdispersión puede ahorrar, tambi´´en, una gran cantidad de agua.

Por un grifo abierto corren hasta 12 litros de agua por minuto. ciérrelo mientras se enjabona, se afeita o se lava los dientes. Tenga en cuenta que si se limpia los dientes tres veces al día con el grifo abierto, estará gastando innecesariamente más de 10.000 litros al año.

Evite tirar de la cadena más de lo necesario. Tenga en cuenta que un depósito puede contener entre 10/12 litros de agua. Repare de inmediato cualquier fuga de la cisterna.

Si el dispositivo lo permite, introduzca un recipiente lleno de agua en la cisterna, lo que supondrá ahorrar el volumen equivalente de agua cada vez que tire de la cadena.

Incorpore mecanismos de triple descarga de la cisterna del inodoro. Estos mecanismos disponen de tres pulsadores: con uno se descargan aproximadamente 3 litros, con otro 7 litros y pulsando los dos, la capacidad total de la cisterna (alrededor de 10 litros).

Para evitar la costumbre de utilizar el inodoro como cubo de basura, ponga una papelera en el cuarto de baño.

Coloque atomizadores en los grifos: son unas pequeñas piezas que "mezclan" el agua con aire y crean la sensación de mayor chorro con menor cantidad de líquido. Los encontrará en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. son artículos muy baratos y de muy fácil instalación: basta con desenroscar la boca del grifo, introducirlo y volver a enroscar.

Vigile cualquier goteo o mancha de humedad que le haga suponer la existencia de una fuga o avería.

Revise, tan frecuentemente como sea necesario, los mecanismos de carga y descarga de la cisterna del inodoro.