En la cocina

En la cocina

Con un simple grifo que gotea puede gastar cientos de litros en un corto espacio de tiempo. Repárelos sin demora y asegúrese de que no gotean después de usarlos.

Utilice un recipiente para lavar la fruta o la verdura. si lo hace con el grifo abierto, estará gastando mucha más agua.

Guardar una botella de agua fría en la nevera evita el tener que dejar correr un poco de agua cada vez que queremos agua fresca del grifo.

No utilice la lavadora a media carga. Cada vez que se utiliza gasta una media de 95 litros y un lavado a plena carga gasta menos que dos a media carga.

Un lavavajillas puede gastar alrededor de 30 litros. Úselo inteligentemente, poniéndolo siempre a carga completa ahorrará agua y energía (los programas de media carga gastan más de la mitad).